Coors Light Botella 0,33 litros

33 cl / 4,00%

DESCRIPCIÓN
DETALLE

Coors Light es una cerveza lager de origen estadounidense, elaborada por la empresa Coors, fundada por el alemán Adolph Coors en 1873, en Colorado. Adolph había trabajado varios años en una fábrica de cerveza en Alemania, Baviera, donde aprendió que el secreto de una buena cerveza estaba en el agua con la que se elaboraba. Por eso, cuando decidió fundar su cervecería, lo hizo junto a las Montañas Rocosas, que es fuente de agua muy pura. Las botellas de Coors Light llevan un indicador de frío, para que se sepa si la cerveza está a la temperatura ideal de consumo. Si las montañas del logotipo pasan de blanco a azul, ha llegado la hora de tomarse una Coors Light. El secreto de Coors Light se encuentra en su receta, que incluye agua pura de los manantiales de las Montañas Rocosas. La malta utilizada es de tipo lager, y el lúpulo es de cuatro variedades aromáticas diferentes, seleccionadas según sus propiedades. Además, las fases de fermentación, filtrado y embotellado se realizan a punto de congelación, ya que se considera que el frío de la cerveza debe mantenerse durante todo su proceso de elaboración.

8.478,47 € Impuestos incluidos
7,00 € sin impuestos
No está disponible
¡Avísame cuando haya stock!

Descripción

Coors Light es una cerveza lager de origen estadounidense, elaborada por la empresa Coors, fundada por el alemán Adolph Coors en 1873, en Colorado. Adolph había trabajado varios años en una fábrica de cerveza en Alemania, Baviera, donde aprendió que el secreto de una buena cerveza estaba en el agua con la que se elaboraba. Por eso, cuando decidió fundar su cervecería, lo hizo junto a las Montañas Rocosas, que es fuente de agua muy pura. Las botellas de Coors Light llevan un indicador de frío, para que se sepa si la cerveza está a la temperatura ideal de consumo. Si las montañas del logotipo pasan de blanco a azul, ha llegado la hora de tomarse una Coors Light. El secreto de Coors Light se encuentra en su receta, que incluye agua pura de los manantiales de las Montañas Rocosas. La malta utilizada es de tipo lager, y el lúpulo es de cuatro variedades aromáticas diferentes, seleccionadas según sus propiedades. Además, las fases de fermentación, filtrado y embotellado se realizan a punto de congelación, ya que se considera que el frío de la cerveza debe mantenerse durante todo su proceso de elaboración.