Vodka

Vodka, el espíritu ruso embotellado

El vodka es uno de los destilados más potentes que existen, con su carácter neutro y color cristalino, puede ser disfrutado solo o como base de múltiples mezclas y cócteles, lo que le ha permitido ganarse su popularidad a nivel mundial como un elemento indispensable para cualquier barra, pero es en Rusia, el lugar donde se encuentran los verdaderos amantes y expertos del vodka, donde más que una bebida, el vodka es una tradición.

Filtrar

Vodka

Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-64 de 228

Página
página
  1. Absolut Acai Berry 1 litro
    17,50 €
  2. Absolut Apeach 0,7 litros
    13,25 €
  3. Absolut Apeach 1 litro
    16,50 €
  4. Absolut Blue 0,7 litros
    12,34 €
  5. Absolut Blue 0,2 litros
    6,05 €
  6. Absolut Blue 1 litro
    14,96 €
  7. Absolut Blue 1,75 litros
    32,36 €
  8. Absolut Blue 0,05 litros
    2,40 €
  9. Absolut Citron 0,7 litros
    13,50 €
  10. Absolut Citron 1 litro
    16,24 €
  11. Absolut Grapefruit 1 litro
    17,50 €
  12. Absolut Kurant 0,7 litros
    13,50 €
  13. Absolut Kurant 1 litro
    17,50 €
  14. Absolut Lime 1 litro
    16,25 €
  15. Absolut Mandarin 0,7 litros
    13,50 €
  16. Absolut Mandarin 1 litro
    17,50 €
  17. Absolut Mango 0,7 litros
    13,50 €
  18. Absolut Mango 1 litro
    16,95 €
  19. Absolut Pear 0,7 litros
    13,50 €
  20. Absolut Pear 1 litro
    17,50 €
  21. Absolut Raspberry 0,7 litros
    13,00 €
  22. Absolut Vainilla 1 litro
    17,50 €
  23. Beluga Allure 0,7 litros + Leather Case
    61,95 €
  24. Beluga Caja Marron 1 litro
    34,49 €
  25. Beluga Noble 0,7 litros
    27,95 €
  26. Beluga Noble 0,7 litros + Vaso
    33,64 €
  27. Beluga Noble 1 litro
    33,50 €
  28. Beluga Noble 1 litro + Pack Set Caviar
    39,95 €
  29. Beluga Noble Caviar Dish 0,5 litros
    18,25 €
  30. Beluga Noble Celebration 1 litro
    36,99 €
  31. Beluga Noble Summer 0,7 litros
    27,95 €
  32. Beluga Noble Winter Edition 1 litro
    34,94 €
  33. Beluga Transatlantic Racing 0,7 litros
    29,44 €
  34. Belvedere 0,7 litros
    29,65 €
  35. Belvedere (con Luz) 1,75 litros
    102,95 €
  36. Belvedere (con Luz) 3 litros
    187,50 €
  37. Belvedere 0,2 litros
    13,95 €
  38. Belvedere 1 litro
    35,09 €
  39. Belvedere 1,75 litros
    97,95 €
  40. Belvedere 6 litros
    375,00 €
  41. Belvedere Citrus 0,7 litros
    31,85 €
  42. Belvedere Ginger (gengibre) 0,7 litros
    29,04 €
  43. Belvedere Intense 1 litro
    49,95 €
  44. Belvedere 0,05 litros
    4,20 €
  45. Belvedere Pink Grapefruit 0,7 litros
    33,30 €
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-64 de 228

Página
página

Brindando con Ardor

¡Na Zdorovie! Así brindan los rusos antes de tomar un fuerte trago de vodka, una actividad que comparten con amigos como una costumbre impregnada en el ADN de toda Rusia, donde cada habitante bebe en promedio más de 180 botellas al año. Esta bebida es un símbolo de la cultura rusa y una parte esencial de la vida profundamente arraigada en el corazón de las personas de esta nación invernal, llegando incluso a alcanzar un nivel mítico, siendo utilizado por muchos como una panacea. El amor por el vodka es algo que los rusos no toman a broma, y ya sea uno tradicional o saborizado con hierbas, el buen vodka solo se disfruta de una sola forma: puro, con un brindis y de un solo trago.

La Historia

La palabra vodka viene del diminutivo en ruso para agua, “voda”, término que empezó a utilizarse a partir de finales del siglo XIX, gracias al científico Dmitri Ivanovich Mendeleev, aunque los polacos lo usan para referirse a cualquier destilado transparente. Previo al uso de este nombre, el vodka era conocido como “vino de grano”. Su consumo se concentró principalmente en Rusia, Polonia y los países bálticos hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, momento en que la bebida se difundió en toda Europa y Estados Unidos.

Existe alrededor del origen del vodka cierta polémica, puesto que tanto los rusos como los polacos aseguran ser los creadores de la popular bebida. Investigaciones de historiadores soviéticos apuntan a que este fue elaborado por primera vez en el siglo XV, de la mano de los monjes del Monasterio Chudov en el Kremlin, primero con alcohol importado, y posteriormente con alcohol de grano, a base de centeno o trigo. Sin embargo, esta versión no es aceptada abiertamente.

Su invención podría rastrearse al siglo X, siendo elaborado con alambiques de forma casera para ser utilizado como un desinfectante, siendo usado ampliamente en medicamentos, cosméticos y también como bebida. El “vino de grano” o “vino quemado”, fue aumentando su popularidad, logrando superar al aguamiel y estableciéndose como la bebida de preferencia de los rusos.

Ya durante el siglo XVI, su consumo estaba ampliamente difundido, pero a mitad del siglo XVII llegó a estar fuera de control, donde 1 de cada 3 rusos estaba endeudado con alguna taberna local, además que el estado de embriaguez en que se encontraban los granjeros evitaba que cultivaran su tierra.

En este punto la Iglesia intervino, asegurando que el vodka era una creación del infierno, destruyendo cualquier documento relacionado a su elaboración y consumo. Este conjunto de acciones solo llevó al vodka a la clandestinidad además de promover su producción de manera artesanal.

Dado que el vodka tenía un impacto tan significativo en el pueblo ruso, el Czar Alexander III, tomó la decisión de acudir al científico Dmitri Ivanovich Mendeleev, con el fin de que éste hiciera mejoras en la calidad del destilado, como lo fue establecer el nivel de alcohol a un 40%.

Ingredientes del Vodka

El vodka posee un carácter neutro en cuanto a sabor y aroma, lo cual se debe a que durante su procesamiento pierde la mayor parte de las sustancias responsables de aportar sabor; esta característica es lo que permite que sea hecho a base de cualquier ingrediente que sea apto para la fermentación, y esa misma neutralidad obtenida posteriormente a la destilación, facilita la adición de diferentes agregados para generar perfiles de sabor con un espectro más variado.

Ingrediente Base

El vodka se elabora principalmente con trigo y centeno, aunque se puede producir a base de muchos alimentos, como cereales, frutas o incluso vegetales, por lo que la lista de ingredientes puede incluir maíz, arroz, uvas, manzanas, caña de azúcar y tubérculos como la remolacha o las patatas, las cuales han sido bastante populares históricamente como componente base de esta bebida destilada.

En época reciente, algunos productores han experimentado con el uso de suero de leche obtenido como subproducto durante la elaboración del queso, o aprovechando el jugo sobrante producido durante la confección de vinos más concentrados, lo que se presenta como una novedosa alternativa para la producción del vodka que al mismo tiempo resulta sostenible económicamente, además de que le imprime un carácter particular a la bebida final.

Aunque el objetivo del vodka es el de mantener un sabor y aroma bastante neutros, un estudio comparativo de las diferentes marcas realizado en 2010, reveló que el origen del alcohol si tiene un impacto en su perfil y su textura en boca, debido a un químico llamado Glycerol, un alcohol dulce que se produce durante el proceso de fermentación, el cual depende de los niveles de azúcar presentes en el ingrediente base, creando una bebida con un carácter definido.

El mismo estudio, que a la vez observó la composición molecular del vodka, indicó que las moléculas del etanol se ven influenciadas por la presencia de hidratos, los cuales influyen en la percepción de la bebida y como esta llega a estimular el paladar de los consumidores.

Levadura

La adición de levadura, a la mezcla base del vodka es lo que promueve la fermentación del alimento, un proceso tan fundamental para la producción de bebidas alcohólicas. Este organismo unicelular es el responsable de convertir el azúcar que contienen las mezclas en alcohol etílico.

Aditivos Saborizantes

En su preparación también se hace inclusión de aditivos, que son parte importante para definir el sabor obtenido en el producto final. Entre estos agregados podemos encontrar al azúcar e incluso al bicarbonato de sodio, entre los más frecuentemente utilizados.

La adición de saborizantes también es una práctica frecuente, la cual se puede reportar desde los años 1300, época en que el destilado comenzó a ser intervenido con hierbas, miel y otros ingredientes para que su sabor resultara más atractivo. Los ingredientes más comúnmente adicionados al vodka para aportar sabor son granos de pimienta, frutos rojos, cáscara de limón y alcaravea.

Elaboración del Vodka

El vodka, con un contenido alcohólico de entre 40% y 55% se elabora por medio de la destilación. La bebida se puede hacer a base de múltiples ingredientes, mientras estos se puedan fermentar, aunque los alimentos más populares para elaborar el destilado son los cereales como el trigo y el centeno.

Se comienza con el procesamiento del ingrediente base, el cual se convierte en una mezcla pastosa, a la cual a nivel industrial se le puede agregar harina de malta para promover el desarrollo de azúcares.

Posteriormente, esta mezcla es calentada a fin de esterilizarla, evitando así el crecimiento de microorganismos indeseados, para luego incorporar bacterias de ácido láctico y que en conjunto con la levadura permitirá el proceso de la fermentación, donde el azúcar se transforma en alcohol etílico.

Luego, esta mezcla fermentada es procesada a través del uso de alambiques, utilizándose actualmente el sistema de columnas hechas de acero inoxidable, para calentar el líquido a altas temperaturas, de forma que por medio de la evaporación del alcohol y la posterior condensación de estos vapores se obtenga un producto concentrado.

Una vez obtenida la solución, se continúa realizando una filtración con carbón para purificar la bebida.Este proceso se ha modernizado y se puede realizar por medio de la rectificación, que haciendo uso de cilindros purificadores, puede eliminar cualquier impureza o sustancia que afecte al destilado.

Otra manera en que se puede realizar, es haciendo uso de destilados neutros con altos niveles de alcohol, los cuales también son pasados por el filtrado por carbón para optimizar su pureza.

Luego de este punto, el alcohol condensado es rebajado con agua destilada al grado alcohólico que se desea para su consumo. En Rusia usualmente se mantiene un 40% mientras que en Polonia, la graduación puede llegar a niveles más altos de entre 45% a 55%, alcanzando en algunos casos hasta un 80% de alcohol.

Después de ser destilado y filtrado el producto, es cuando se le pueden agregar los aditivos saborizantes, en caso de que vayan a ser utilizados para aligerar el sabor intenso de la bebida. La combinación con estos aditivos le otorga al vodka una mayor dulzura, acidez o incluso picor, de acuerdo al ingrediente que se utilice en el momento.

Posteriormente a todo el proceso anteriormente realizado, la bebida obtenida, ya sea en su estado puro o con un saborizante, es envasada en botellas de vidrio, sin necesidad de pasar por un proceso de envejecimiento.

Tipos de Vodka

El vodka tradicionalmente es una bebida muy neutra tanto en sabor, como en aroma y color, pero al ser de un carácter tan intenso desde hace muchos siglos los productores le han incorporado otros sabores que suavizan su gusto, de manera de poder llegar a un público más amplio. Existen tres tipos principales de vodkas, cada uno con sus características propias que le dan su atractivo a cada uno de ellos.

Vodkas Puros

Estos son elaborados con alcohol y agua. Es una bebida neutra y sencilla, pero con un impacto muy potente. Carece de color, aroma y con un gusto limpio y muy neutro. Un vodka de calidad y bien purificado, aunque sea fuerte no debe dejar sensación en la boca.

Vodkas Saborizados

Con una base de carácter neutro, existe la posibilidad prácticamente infinita de aportarle sabores variados, una práctica que se ha convertido en tendencia en los últimos años. Estos poseen la misma graduación alcohólica que el vodka puro, utilizando este como base al que se agregan esencias y extractos, que le otorgan un perfil de sabor muy diferente al tradicional, yendo desde sabores más frutales como toronja y ciruela, a otros más extravagantes como chantilly y algodón de azúcar.

Vodkas de Frutas y Hierbas

Existen variedades tradicionales que se producen tanto en Rusia como en Polonia, las cuales utilizan el vodka puro para crear mezclas de sabor con frutas, hierbas o especias, para aportar su gusto, aroma y color a la bebida a través de un proceso de infusión.

Pertsovka Vodka

El Pertsovka Vodka, con granos de pimienta y chiles, cuenta con un sabor bastante picante, y un bouquet fuerte y aromático.

Okhotnichya Vodka

Está también el Okhotnichya Vodka, el cual combina con el vodka tradicional una mezcla de varias especias, como jengibre, anís y clavo, lo que le aporta un perfil cálido y perfumado.

Kubanskaya Vodka

También es muy popular Kubanskaya Vodka, con una combinación de limón y naranja, para una bebida cítrica y refrescante.

Starka Vodka

El Starka Vodka cuenta en su composición con la presencia de frutos disecados y hojas aromáticas, otorgándole al destilado un perfil afrutado, dulce y fragante.

Zubrówka Vodka

El Zubrówka Vodka, bebida con un color de tonos verdosos, está infusionada con hierbas de búfalo, lo que le aporta al vodka un gusto fresco y algo terroso.

Regiones del Vodka

El vodka surgió y se popularizó en la fría Europa Oriental, específicamente en Rusia, Polonia y los países del Báltico, fundiéndose con la cultura como un elemento irremplazable en las vidas de las personas. Este amor por el destilado se extendería por Europa en el siglo XX y cruzaría el Atlántico hasta llegar a los Estados Unidos, por lo que en la actualidad la elaboración de vodka no se limita exclusivamente a Rusia, sino que varios países se han destacado en la producción de la bebida cristalina con un gran sello de calidad.

Rusia

La tierra madre del vodka continúa preservando la tradición del vodka, donde tanto a nivel industrial como artesanal su producción es un básico para el mercado de la nación. Existen tiendas especializadas dedicadas enteramente a la venta del vodka, donde se pueden apreciar las distintas marcas y variedades. El vodka en Rusia es usualmente un poco más bajo en graduación alcohólica en comparación con el de Polonia, contando con su propia personalidad. Su amplia producción es tanto para consumo interno como para exportación y es el producto insignia de Rusia.

Polonia

En Polonia el vodka es usualmente claro y puro, hecho a base de centeno o de patata, aunque también son bastante populares por la producción de Zubrowka y variaciones con saborizantes de hierbas y especias picantes. Sus vodkas poseen un nivel más alto de alcohol que el producido en otros lugares, sin embargo, la alta calidad de su producto permite que sean ampliamente apreciados en todo el mundo, ya sea para beberlo solo o como base de combinaciones más atrevidas y fuertes.

Estados Unidos

El país americano se ha convertido en uno de las naciones más amantes del destilado cristalino, con una popularidad que crece cada año debido a la versatilidad de la bebida para elaborar mezclas y cócteles como los son el Bloddy Mary, Black Russian, Bullshot, Screwdriver y Balalaika. En Estados Unidos el vodka se produce principalmente a base de maíz, lo que le aporta a la bebida un gusto ligeramente dulce y una mayor suavidad a su textura.

Francia

El vodka francés cuenta con su propia personalidad, elaborándose principalmente a base de uvas, con un tono ligeramente afrutado y con un perfil muy sofisticado. Las marcas producidas en Francia tienen una creciente popularidad en los clubes y en las barras, ya que son ideales para crear cócteles más dulces y refinados.

Holanda

Las botellas de vodka producidas en países bajos tienen mayor tendencia a incluir sabores poco comunes en el mercado de este destilado. Aprovechando mezclas como mantequilla de maní y jalea, menta, coco o también espresso, el vodka holandés tiene un toque de personalidad muy interesante, ideal para todos aquellos que buscan probar un sabor algo más marcado o llamativo al momento de disfrutar un trago.

Un trago memorable

Ya sea que eres de los que prefieren beber su trago siempre puro y cristalino o de los que disfrutan de crear mezclas atractivas y de probar sabores nuevos, el vodka es la bebida perfecta para brindar con amigos y apreciar la vasta cultura detrás de compartir un buen trago. En TopDrinks siempre pensamos en ofrecer los licores y destilados de mayor calidad a nuestra clientela, así que si deseas acompañar tus celebraciones con una buena botella, aquí tenemos para ti la mejor selección de bebidas ideadas para satisfacer hasta los gustos más exigentes.